traductor

martes, 11 de septiembre de 2012

España es el país de Europa con más jóvenes que ni estudian ni trabajan

La crisis económica ha disparado el número de jóvenes en España que ni estudian ni trabajan, englobados bajo el apelativo de Generación ni-ni. El 23,7% de los españoles de entre 15 y 29 años se encontraban en esta situación en 2010, según recoge el informe Panorama de la Educación 2012 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicado hoy. Se trata del segundo mayor porcentaje de la OCDE por detrás de Israel (27%) y se sitúa casi ocho puntos por encima de la media de los países de la Organización (15,8%). España es también el país con mayor tasa de desempleados entre los diplomados de educación universitaria, y el segundo entre los que han superado estudios de secundaria superior y postsecundaria no universitaria.

El porcentaje de jóvenes ni-ni ha progresado un punto en 2010 respecto a 2009, cuando ya había dado un salto de seis puntos respecto al año anterior, protagonizando uno de los mayores aumentos del grupo de países analizados.

Los más afectados por la falta de oportunidades laborales son sobre todo los mayores de 25 años, ya que entre estos el paro alcanza el 28,6%, 8,6 puntos por encima de la media de la OCDE, seguidos por los jóvenes de entre 20 y 24 años, donde es del 27,4%. En total, independientemente de la edad y del nivel de estudios, el informe destaca que el tamaño de la población Ni-ni en España casi dobla la media de la OCDE.

El informe señala también que la crisis golpea con más fuerza a los adultos menos formados. La tasa de paro creció del 9% en 2007 al 24,7% en 2010 entre los españoles que se quedaron al nivel de la educación secundaria inferior, cuando en el caso de los diplomados con educación superior aumentó de forma algo menos importante, del 4,8% al 10,4%.

A pesar de resistir mejor el avance del paro, las categorías con formaciones superiores en España no escapan al contexto de recesión del país y soportan una tasa de desocupación mucho mayor que la de la media de la OCDE: en 2010, el porcentaje en España era el segundo más elevado de la Organización para las personas con educación universitaria (10,4%, cuando la media era del 4,7%) y el más alto de todos en el caso de adultos con secundaria superior y postsecundaria no universitaria (17,4%, frente al 7,16% de media).

Un mayor nivel de educación permite también reducir la brecha salarial entre géneros, y en este aspecto España se diferencia de la mayoría de los países donde no suele ser el caso. Así, las mujeres sin educación secundaria superior ganan de media un 66% de los ingresos de los hombres con el mismo nivel educativo; el porcentaje sube al 68% en el caso de haber cursado la secundaria superior y se dispara al 83% en la categoría de mujeres con educación universitaria.

El informe subraya asimismo la buena tasa de matriculación de los niños en España —con el 99% de menores de tres años escolarizados, en su mayoría en centros públicos—, pero recalca que los niveles de rendimiento para la enseñanza secundaria están muy por debajo de la media de la OCDE. En particular, el porcentaje de personas de entre 25 y 34 años que han superado este nivel es de los bajos, con un 65%, lejos del 82% de media de la OCDE. 

Radio Nacional de Venezuela


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada